Como una de las empresas de reformas de Santa Cruz de Tenerife queremos dedicar este nuevo post del blog a repasar las diferencias entre obra mayor y obra menor. Ten en cuenta que se eso dependerán cuestiones como el tipo de permiso de obra que haya que tramitar.


Obviamente la reforma de la fachada, una de las cosas de las que nos podemos ocupar, será una obra mayor. Lo mismo decimos de las reformas integrales. Estamos ante una obra mayor cuando en RYMDECO acometamos, por poner un ejemplo, una obra de nueva planta o un trabajo de ampliación en superficie, volumen o altura de una edificación. En cambio, se trata de una obra menor cuando son trabajos más sencillos desde un punto de vista técnico. Trabajos de escasa entidad tanto constructiva como económica. Por ejemplo, la modificación de la disposición interior de los edificios. 


Si se acomete la modificación de usos de las estancias ya no estamos hablando de obras menores. Tampoco si se modifican o se incide sobre elementos comunes del edificio o en las condiciones de seguridad. Como una de las empresas de reformas de Santa Cruz de Tenerife te insistimos en que las obras menores, para ser consideradas como tales, tampoco pueden afectar a la estructura ni a la ubicación de los conductos generales de saneamiento vertical o de ventilación. Si se reforma o rehabilita la fachada se modifica el aspecto exterior de una edificación y por lo tanto estamos hablando de una obra mayor. Recuerda que en todo caso hay que atender a las normas urbanísticas correspondientes.